La transición desde los dispositivos de cierre mecánicos a los electrónicos

En un momento u otro es posible que usted haya usado una tarjeta electrónica, un teclado o un dispositivo por control remoto para acceder a una habitación, un edificio o un vehículo seguros sin pararse a pensar en el sistema que hay tras esa cómoda interfaz de usuario. Estos sistemas de acceso electrónico incorporan cierres o cerraduras electrónicas que hoy en día brindan seguridad en una amplia variedad de aplicaciones: desde unidades de almacenamiento de material sanitario y armarios de servidores a compartimentos y cerramientos de vehículos.

A medida que los consumidores nos hemos ido acostumbrando a la seguridad y a la comodidad de los sistemas de acceso electrónico, los fabricantes de equipos originales, en vista de las ventajas que proporcionan, han entendido la necesidad de transicionar desde las cerraduras mecánicas tradicionales a las cerraduras electrónicas. Cuando se encuentran integrados en un sistema de supervisión remota en red, estos sistemas pueden proporcionar registros electrónicos de las actividades de acceso. Estos registros pueden usarse para racionalizar la administración de la seguridad.

Soluciones electrónicas de acceso

Los ingenieros pueden simplificar la transición desde las cerraduras mecánicas y las configuraciones de llaves a la tecnología de acceso electrónico integrando en su aplicación la solución electrónica de acceso adecuada. Una solución de acceso electrónico consta de un cierre electromecánico, un dispositivo de control de acceso y un sistema de supervisión remota.

El cierre electromecánico es el corazón del sistema, y resulta esencial para la eficacia de cualquier solución electrónica de acceso controlado, ya que influye sobre los requisitos eléctricos, la seguridad física, la instalación y la operación del sistema, y también sobre el diseño industrial del producto acabado. El cierre electromecánico funciona de forma similar a una cerradura mecánica, pero su capacidad electrónica le permite combinarse con un dispositivo para el control del acceso que le aporta una capa adicional de seguridad.

Los dispositivos de control de acceso accionan las cerraduras electrónicas mediante la validación de las credenciales del usuario y la generación de una señal que libera el cierre electromecánico. Con el cierre electromecánico es posible combinar dispositivos de control de acceso tales como teclados, sistemas de tarjeta de proximidad por radiofrecuencia y detectores de parámetros biométricos, además de otros sistemas inalámbricos. Estos sistemas también se pueden integrar para simplificar la instalación.

El corazón del sistema

Escoger el cierre electromecánico adecuado depende de muchos factores. El modo en que vaya a supervisar el acceso el usuario final y su necesidad de buscar un equilibrio entre comodidad y seguridad, por ejemplo, pueden afectar a la forma en que los ingenieros incorporen la tecnología en sus aplicaciones. Los cierres electromecánicos pueden personalizarse para dar respuesta a las necesidades de cada aplicación, y se encuentran disponibles con una gran variedad de mecanismos.

  • Pestillo deslizante electrónico: Este cierre electromecánico opera de modo similar al de una puerta tradicional, y puede estar montado en el marco en lugar de en la propia puerta. Los pestillos deslizantes electrónicos como el de la plataforma E-Keeper de Southco son idóneos para aplicaciones donde el espacio es limitado, como los cajones de los carritos dispensadores de medicinas. En este caso, el cierre electromagnético actúa como un retén inteligente que libera la puerta del marco al ser accionado. La puerta puede simplemente cerrarse empujándola contra un pestillo deslizante con resorte.
  • Cierre electrónico giratorio: Este cierre electromecánico usa una acción giratoria oculta de alta resistencia, con la comodidad del cierre de impacto, que se adapta a numerosos tipos de aplicaciones, desde máquinas expendedoras hasta armarios de suministro. Al accionarse, el eficiente cierre electrónico giratorio R4-EM por ejemplo, libera la leva bajo pesadas cargas de hasta 350 libras de peso con un consumo energético mínimo inferior 500 miliamperios.
  • Tirador oscilante con cierre electrónico: Este cierre electromecánico se libera al recibir una señal electrónica válida con la que se habilita el accionamiento manual del tirador. Principalmente usado en cerramientos electrónicos como los de los armarios de servidores en los centros de datos, el tirador oscilante H3-EM cuenta con sensores integrados y varias señales de salida que proporcionan información sobre el estado del cierre para su supervisión local y remota.

En aras de una mayor tranquilidad, los cierres electromecánicos también pueden estar equipados con un sistema de anulación mecánica que permita la liberación manual en caso de fallo eléctrico.

Cómo efectuar la transición

Las soluciones para el control electrónico del acceso ofrecen a los fabricantes un medio para aumentar el nivel de seguridad de sus equipos. Los sistemas de seguridad que proporcionan flexibilidad en la gestión del control de acceso, la posibilidad de pista de auditoría y una transición sencilla desde los dispositivos mecánicos a los electrónicos permiten a los ingenieros simplificar el proceso de diseño de la nueva aplicación o actualizar el sistema de acceso existente.

Un sistema de seguridad fiable debe incluir una cerradura electrónica eficiente. En combinación con el dispositivo de control de acceso adecuado, una solución electrónica de acceso completa brinda un medio seguro para gestionar y controlar de forma remota el acceso a los cerramientos.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacta con nosotros

Nos complacerá poder ayudarte