1. Inicio
  2. Empresa
  3. Distribuciones
  4. Servicios
  5. Sectores
  6. Novedades
  7. Contacto
  8. PRODUCTOS:
  9. Southco
  10. Elesa Ganter
  11. Böllhoff
  12. Essentra
  13. Rivit
  14. Otros

STF-Sistemas Técnicos de Fijación, es una empresa lider, de ámbito internacional, fundada en 1.994, responsable de la implementación, distribución y comercialización de primeras marcas a nivel mundial, fabricantes de componentes industriales, elementos, sistemas y técnicas de fijación para cualquier sector industrial.

El profundo conocimiento de los distintos mercados profesionales y especialidades, nos permite disponer de objetivos prioritarios vinculados directamente con el servicio, la satisfacción de las necesidades del mercado, y la importante atención profesional a nuestros clientes, ofreciendo innovación, alternativas y soluciones a sus dudas y consultas.
Compromiso, atención, profesionalidad, servicio, calidad…..éstos son algunos de nuestros valores y recursos, los cuales implementamos directamente en el trato del día a día con nuestros clientes, entendemos que es la única forma de poder mostrarnos como los mejores partners para sus negocios.

STF- Empresa y deporte.

Los deportistas no paran, al igual que los emprendedores y los empresarios, que a la hora de iniciar un proyecto saben que no hay ni un momento para perder. Por eso nos fijamos en los 9 valores que comparten deportistas y emprendedores.

Motivación

El deporte es, al fin y al cabo, un juego, y no se llega a ser el mejor si uno no se divierte compitiendo. Lo mismo pasa con los emprendedores, que hacen de su trabajo una auténtica pasión. Para iniciar un proyecto empresarial hace falta algo mas que trabajo o inversión económica: lo que mueve y le da significado es la fe y la ilusión que se ponga

Compromiso

Los deportistas lo definen como entrega, y los emprendedores como implicación. En ambos casos, los frutos del éxito final sólo se recogen tras el compromiso que se asume con el proyecto y el arduo trabajo que conlleva.

Disciplina

Los buenos resultados no llegan por arte de magia. Detrás de un producto con éxito, así como con los récords mundiales de cualquier disciplina, hay muchas horas de trabajo y preparación. En los negocios y en el deporte, la cultura del esfuerzo es un valor que no pierde cotización.

Intuición

Del mismo modo que el ciclista que decide, en media subida infernal en un puerto de alta categoría, cuándo es el mejor momento para atacar, al emprendedor también le define este “olfato para los negocios” que le empuja a confiar en un proyecto cuando otros no ven en él ni siquiera una oportunidad. En el ADN de ambos se comparte este “factor X” que lleva a deportista y a emprendedor a tomar decisiones por su intuición.

Trabajo en equipo

No hay deporte o empresa donde un individuo llegue sólo al éxito. Quizás lo pueda culminar, pero detrás de un tenista o de un CEO, por ejemplo, hay un equipo detrás que comparte su mismo objetivo y que lo aúpan al triunfo. La comunicación, la confianza y el sacrificio compartido son las claves que aseguran el buen funcionamiento de un equipo.

Liderazgo

Dirigir una empresa es, en muchos sentidos, cómo capitanear un equipo como manager. Saber transmitir tus objetivos a los compañeros con los que trabajas, implicarlos en el proyecto y motivarlos para obtener los mejores resultados son las tareas que debe desarrollar un buen líder.

Asumir un reto

Antes de iniciar una competición o un negocio se parte con un objetivo. Terminar la carrera o hacer podio. Consolidar la empresa o internacionalizarla. Los objetivos de cada equipo son diferentes, pero siempre se definen para poder contabilizar los resultados.

Exigencia

¡Y no basta con cumplir con los retos! El deportista y el emprendedor son competitivos por naturaleza. Siempre buscan mejorar resultados, ya sea respecto una competencia exigente o superarse a si mismos. Este espíritu de autosuperación muchas veces llega tras un fracaso, una caída o una mala inversión. Lo que define a ambos, a deportista y emprendedor, es el saber levantarse, superar los obstáculos y alcanzar de nuevo el éxito en su campo.

Optimismo

Puede parecer un absurdo, pero ningún de los anteriores valores tiene sentido sin el optimismo. Porqué el primer paso para ganar un partido, al igual que para tener éxito en un negocio, es creérselo, y para ello uno debe afrontar los retos con una sonrisa.